Los colores de tu vestimenta, ¿Importante para conseguir empleo?



La entrevista de trabajo es una situación formal, por lo que conviene ir vestido para la ocasión.

No importa el puesto que busques, siempre hay una reaccion visual de la persona que te entrevista. Estas son una recomendaciones generales, no olvides tomarlas en cuenta.

Si vas a comprarte un conjunto para una entrevista, es mejor mantenerse en el ámbito del mundo empresarial: azul marino, gris, gris marengo o negro serían los colores básicos (trajes para ellos, vestidos, pantalones y faldas para ellas).

Las mujeres pueden llevar otros colores, no son aconsejables los trajes en tonos vistosos (rojo, rosa o azul, por ejemplo). Si quieres un poco de vivacidad siempre puedes conjuntar una chaqueta de un tono más vivo con una falda o un pantalón en un color básico.

En cuanto a las camisas para hombre, los colores más seguros son el blanco o el azul claro.

Los colores de la vestimenta también comunican

BUENO SI, HABLAMOS DE LA FORMALIDAD EN OFICINA... ¿Y QUE PASA CUANDO LA ENTREVISTA NO ES UN CORPORATIVO U OFICINA O EL PUESTO NO ACREDITA IR TAN FORMAL?

Normalmente la gente tiende a escoger colores que combinen bien con su tono de piel o el color de su pelo. Sin embargo, muchas veces pasamos por alto que los colores también comunican y que los tonos de nuestra ropa pueden ayudar a comunicar cosas a nuestros entrevistadores y al resto de personas. ¿Quieres saber qué significan los colores?

  • Negro: opción segura para faldas y pantalones, e incluso para trajes de mujer; en el caso de los hombres, puede quedar un poco fúnebre. Evita el exceso de negro: por ejemplo, asegúrate de incluir un tono que contraste y aporte algo de luz. Los más adecuados son el blanco y el crema. Ten cuidado: las telas negras baratas no absorben bien el tinte negro y pueden parecer «desteñidas». Si tu presupuesto es ajustado, el negro no es la mejor opción. Además, este color no te conviene si tienes caspa.