• Isabel Labastida

9 Maneras de mantener tu poder personal.


¿Tu día depende casi siempre depende del estado de tu jefe? 0 ¿La pérdida del día por no encontrar empleo? ¿De lo mal que te fue en el trabajo? ¿O porque no recibes llamadas para una entrevista? En algún momento, casi todos hemos dado poder a ciertas personas o eventos sobre la forma que pensamos sentimos o nos comportamos. EL problema de dar tu poder personal, es que te roba fuerza mental. Y por ende complicamos más nuestra existencia.


El poder personal sale a la luz cuando nos esforzamos al máximo para cambiar nuestro sistema de creencias, debemos reconocer que esta labor no es fácil, pero cuando nos metemos de lleno en un propósito entonces todos los muros se derriban, la clave está en aprender a ejercer la voluntad, no aceptar la derrota bajo ninguna circunstancia:

En este post, te mostraremos 9 formas de mantener tu poder personal para que tengas una mejor calidad de vida en el trabajo y en la vida cotidiana.

1 No desperdicies energía quejándote.

No podemos escaparnos de las eventualidades cotidianas, desde que el metro va exageradamente lleno todos los días, que el jefe llego de mala cara, que la espos@ estuvo de malas durante la mañana o el hecho que no encontraste una buena oferta de empleo Pero hay una gran diferencia entre quejarse y resolver problemas, ¿Cuantas veces decides quejarte de todos estos eventos que ya de por si te hacen la vida más pesada? Quejarte no resuelve el problema y solo te mantiene enfocado en el problema y te impide encontrar la solución. Cuando protestas, estas demostrando que no tienes control de tu situación y tampoco de tu actitud.

2. La responsabilidad de tu actitud y de tus emociones.

No dejes que el comportamiento de otras personas afecten o dicten tus emociones. Decir que el comentario de tu suegra o de tu jefe te hace sentir mal contigo mismo, o el que te dijeron que eres muy lento o muy bajo o cuando expresas me haces sentir mal o hiciste que me ponga triste, o decir que tu hijo te hace enojar, solo significa que ellos tienen poder sobre cómo te sientes. En lugar de eso, acepta que depende de ti manejar tus emociones independiente mente de cómo se comporten los demás. Tú controlas tus propias emociones y por lo tanto nadie es más responsable de ellas más que tú.

3. Define límites saludables.,

Cuando sedes a las obsesiones de culpabilidad o te rehúsas hablar para defenderte, cuando haces algo que no querías realmente hacer, estas dando poder a los demás o a las actividades y solo tiendes a culparlos por hacerte perder el tiempo o por obligarte hacer algo que no quieres, Tu obligación es reconocer que estas a cargo de ti mismo y establece límites físicos y emocionales saludables que te den control sobre cómo y con quien gastas tu tiempo. No por hacer algo que no quieres te van a querer más, respetarte a ti mismo es valorarte y por ende te valoraran más los demás.

4. El perdonar está solo en ti.

Tener rencor contra alguien que te ha lastimado, no castiga a la otra persona y solo te castiga a ti. Cuando pierdes un tiempo valioso pensando en esa persona que te lastimó u ofendió, te quitas la posibilidad de disfrutar el presente, perdonar a alguien es la menor manera de recuperar tu poder personal, cuando perdonas dejas de lado el error y la ira que te interfieren con tu capacidad de disfrutar de la vida, principalmente tu vida. ¿Cómo perdonar? Primero analiza porque no quieres perdonar, perdonar no es ceder, si la otra persona no se arrepiente de lo que te haya hecho no significa que no perdones, solo aléjate de quienes te hagan daño, la vida sigue, que pasaría si hoy te dijeran es tu ultimo día, ¿lo desperdiciarías pensando en las personas que te lastimaron?

5. Conoce tus valores

Primero Define bien tus valores, que valores tienes, Una persona con valores débiles tiene a copiar desde ropa, frases y hasta protagonismo superficial. Cuando no conoces o no tienes claro cuáles son tus valores corres el riesgo de ser un pasajero indefenso y no un conductor seguro de tu propia vida, corres el riesgo de sumarte a las ideas de otras personas y puedes desviarte fácilmente, recupera tu poder personal reconociendo tus valores y vive fiel a lo que es importante para ti. Los valores son lo que te harán fuerte antes y durante un empleo, si sabes qué y quién eres, nada ni nadie te podrá lastimar.

6. No pierdas el tiempo con pensamientos improductivos.

¿Alguna vez a has regresado a casa del trabajo pensando en la tarde o noche deseando no volver al día siguiente? o ¿Tuviste un mal día en la oficina o tuviste una discusión con un compañero o con tu jefe? O ¿Tuviste una entrevista tan pésima o ibas tan bien en el proceso que de pronto todo se vino abajo? Toma el control de esos pensamientos que inundan tu mente para no dar más poder mental a esas áreas de tu vida que no lo merecen. Ya fueron, Siempre, Siempre, Siempre, hay una puerta esperándote, solo es dar con la llave correcta. Y ese es tu trabajo, tener las llaves correctas de tu vida para abrir las puertas que quieres.

7. No hables como víctima.

Cuántas veces hemos oído o hemos dicho cosas como, tengo que trabajar 60 horas a la semana, o no tuve otro remedio para decir que si, Tuve que aceptar este trabajo porque no había más, o tuve que ir por el café de mi jefe, pero no es mi obligación, o tengo miles de vacantes que no he podido cubrir, o los reclutadores no se fijan en mi porque soy muy grande, o no encuentro empleo y tengo que dar de comer, etc. etc… Estás demostrando que eres víctima de circunstancias desafortunadas, si bien habrá consecuencias para las decisiones que tomes ten en cuenta que siempre hay opciones.

8. Haz que tu autoestima sea independiente de las opiniones de los demás.

Si tu valía depende de que otros te tengan en alta estima, si estas esperando que siempre se te reconozca en el trabajo, si estas con la esperanza de que tu jefe te diga si hijo mío te mereces un aumento, es probable de que te conviertas en alguien complaciente en alguien más, no necesitas gustarle a todos ni que estén de acuerdo a tu estilo de vida. Evalúa el mérito de las críticas que recibes pero nunca permitas de que la opinión de una persona determine tu autoestima.

9. Tienes que estar dispuesto a destacar de la multitud.

La duda y el miedo tienden a llevarte a mezclarte con quienes te rodean, pero tratar de encajar con la multitud te inducirá a disfrazarte de alguien de que no eres en realidad, confía en que eres mentalmente lo suficientemente fuerte como para destacar y atreverte a ser completamente diferente, hacer eso te ayudará a recuperar tu poder personal, tener un mejor empleo, y sobre todo brillar con luz propia.

Leer el poder de crear mi historia este 2018

Leer ¿Como saber si carezco de pobreza mental? y como eliminarla

¿Y tu qué otra cosa crees que te roba poder mental? déjanos tus opiniones, podemos ayudarte a resolverla.

#carrera #depresion #vivirmejor #desarrollohumano #coaching #mentalidad

¿Quieres ser visto por Cientos de Reclutadores?

Comienza tu programa hoy,
Si ya tienes decidido un programa de transición profesional, mándanos un email y uno de nuestros consultores pueden darte más detalles  para obtener más información sobre cómo nuestros servicios pueden ayudarte.

Emprender Soluciones de Empleo, te pone en la vista de tu futuro.