Cómo crear un correo electronico para participar en una vacante



Hay varias razones por las que enviar correos electrónicos en frío es difícil. Muchas personas se sienten incómodas al hablar de sí mismas y puede resultar incómodo pedir algo a alguien con quien no tienes una relación profunda.


Como resultado, la mayoría de los correos electrónicos fríos tienden a fallar. Pero pueden ser eficaces para impulsar tu carrera. Recibo correos electrónicos fríos todo el tiempo, y el error común que cometen las personas es enviar un tomo gigante que se lee como un largo paseo o alardear excesivamente.


El destinatario no necesita escuchar toda la historia de tu vida para saber lo que quieres y cómo puedes ayudar. Ya sea que estés expresando interés en una oportunidad de trabajo o simplemente estés buscando un mentor, un correo electrónico frío efectivo consta de tres párrafos clave.


A continuación, se muestra un ejemplo de un correo electrónico frío perfecto, seguido de un desglose de lo que lo hace tan efectivo:


″ Hola Alejandro,

Mi nombre es Laura González. Soy un escritor independiente que cubre ciencia y psicología. He escrito para varias publicaciones, incluidas [X] , [Y] y [Z publicaciones] . He estado haciendo este trabajo durante unos tres años y me apasiona hacer que la gente piense críticamente sobre el mundo.

Mi ex jefa, [nombre del jefe X] , con quien solías trabajar en [empresa X] , te mencionó cuando le dije que estaba buscando un puesto de tiempo completo. Dijo que su revista está contratando a un reportero científico senior. Me sorprendió gratamente escuchar tu nombre, ¡ya que he estado leyendo tu trabajo durante años! Disfruté especialmente la historia de portada que escribiste para [X nombre de la publicación] en 2016 sobre la psicología del gasto del consumidor.

Presenté una solicitud para el puesto en línea, pero incluso si las cosas no funcionan, estaría muy agradecido por una llamada de 30 minutos para conocer tu experiencia y los consejos que tienes para los jóvenes profesionales en este campo. Estoy libre en cualquier momento después de las 3 pm (ET) los miércoles, jueves y viernes de esta semana.

(PD: Vi tu llamado en Twitter para que los voluntarios ayudaran en la colecta de alimentos en [X ubicación] este fin de semana. Organice algunos de estos en la universidad y me encantaría ayudar, ¡así que cuenten conmigo!)

Muchas gracias por tu tiempo.

Alison ”


Párrafo 1: La introducción

En tu apertura debes darle a la otra persona una breve idea de tu historia. Recuerda, tu eres el extraño y ellos necesitan saber de quién provienen estas palabras.


Párrafo 2: La conexión

Esta sección trata sobre validarse a sí mismo, y tiene dos partes principales:

¿Por qué te importa? Es importante indicar cómo estás conectado con el destinatario. Conocer a alguien en común (por ejemplo, un antiguo amigo o colega) es la forma más fuerte de prueba social. Pero si no tienes una conexión directa, encuentra algo en común inesperado (por ejemplo, ambos comparten un pasatiempo inusual o fueron a la misma universidad).


¿Pueden confiar en ti? Haz tu investigación. Por ejemplo, no le pidas consejo a nadie sobre cómo tener éxito en una industria cuando ya has escrito toneladas de libros al respecto. Demostrar que estás familiarizado con tu trabajo, de una manera genuina, les dice que les estás enviando este mensaje específicamente, y no solo enviando correos electrónicos en frío a un montón de personas al azar.


Párrafo 3: La pregunta

No te andes por las ramas. La clave es ser lo más específico y directo posible, al mismo tiempo que expresas tu agradecimiento.


Si le estás enviando un correo electrónico a alguien a quien nunca has conocido sobre una oportunidad laboral, por ejemplo, preguntando” ¿Puede dirigirme al gerente de contratación?” desde el principio es una mala idea. No tienen una idea clara de tus talentos y experiencia, entonces, ¿por qué deberían responder por ti?

El mejor enfoque es ofrecer sugerencias (por ejemplo, reunirse para tomar un café o hablar por teléfono) que les permitan conocer tus habilidades y calificaciones.


Se considerado con su tiempo también. No querrás que te sientas con derecho. Decir “Si eres libre de reunirte, avísame qué días y horas te funcionan mejor” es un cierre terrible. Le pones la responsabilidad de tomar una decisión y resolver los detalles para ambos.


¿Quieres hacer un esfuerzo adicional? Al final de la nota, ofrece a hacer algo por ellos. No tienes por qué ser un gran gesto. Mostrar qué valor puedes aportar a la mesa diferenciará tu correo electrónico de todos los demás.


El rechazo es tu amigo

Acepta el hecho de que no siempre recibirás una respuesta. Hay muchos factores bajo tu control. Tal vez enviaste el correo electrónico en un día que estuvo increíblemente ocupado para ellos. O pueden estar de vacaciones y no revisar sus correos electrónicos.


Cada rechazo se volverá más fácil con el tiempo. Lo más importante es comenzar. Empieza a probar esas aguas y, a medida que modifique tu tono, aprenderás mucho sobre lo que funciona y lo que no.


¿Te has quedado con ganas de más?


No te pierdas más orientación laboral como esta. Únete a la primera comunidad de orientación online y consigue un plan de acción que te focalizará a tu búsqueda de empleo, con pasos, metas objetivos, áreas de oportunidad ¡y más! descárgalo: aquí

Síguenos en Instagram o LinkedIn y obtén más tips fáciles de adaptar a tu vida laboral y búsqueda de empleo.

Y si quieres encontrar más rápido empleo solo da click aquí.

60 visualizaciones0 comentarios