• Isabel Labastida

¿Que hacer para enfrentar mi desempleo?


¿Te has quedado sin trabajo?

La desaceleración económica es un hecho evidente y está haciendo mella en muchos países, así que los despidos de personal se están convirtiendo en algo bastante común.


Por otro lado muchas empresas están viviendo situaciones realmente difíciles, por lo que no han tenido más remedio que reducir sus plantillas sin posibilidades de recuperación en el futuro inmediato. Así que en medio de esta inseguridad laboral y económica y el más perjudicados seas tu.

Quedarse sin trabajo produce una extraña sensación de confusión y desconcierto que nos puede afectar en muchas formas. Este estado inicial de frustración no nos permite reaccionar de inmediato para tomar las medidas necesarias que más adelante nos permitirán lidiar con la difícil situación que nos espera.

Así que lo primero que hay que hacer es aceptar de inmediato la situación y ponerse manos a la obra para salir de ella lo más rápido posible. En paralelo se han de tomar ciertas medidas que nos ayudarán a sobrevivir mientras reestablecemos nuestra situación laboral.

Es necesario aceptar que estando desempleados tendremos que enfrentarnos y lidiar contra tres factores determinantes: psicológicos, económicos y sociales.

LIDIAR CON EL FACTOR PSICOLÓGICO:

¿Y ahora qué?: Muchos piensan que el factor económico es el más importante (y tal vez lo es), pero en gran medida depende del factor psicológico, así que he querido empezar con este último tomando en cuenta que una buena disposición mental es la base fundamental que soportará la estrategia que utilicemos para enfrentarnos al desempleo.

¿Por qué yo?: Estemos claros, la sola idea de perder el trabajo es aterradora y lo es aún más si tenemos una familia que depende económicamente de nosotros. Incluso puede ser desesperante porque nos se sabe cuánto durará la cesantía. Así que debemos utilizar este miedo a nuestro favor para mantenernos alertas y evitar cometer los errores más comunes en estos casos.

Casi la mitad de cesados intenta (inconscientemente) seguir con su rutina diaria como si nada hubiese pasado y la otra mitad se echa a morir deprimidos y acostados en su cama (derrotados), como si la vida los hubiera traicionado. Sólo una minoría acepta el cambio de inmediato y comienza una nueva estrategia para encontrar empleo. Así que “Conviértete en esa minoría”.

¿Quieres tomar ese paso estratégico, nosotros te lo enviamos completamente GRATIS para que inicies YA Solo da click aqui

Así que lo mejor es aceptar la situación de inmediato utilizando el hogar como centro de operaciones para la búsqueda de empleo, pero sin caer en depresiones asociadas a pasar largas horas en el sofá o en la cama. Tampoco es conveniente salir para ver a los amigos (pues estarán trabajando) ni para tratar de pasar fuera de casa las mismas horas en las que antes estábamos trabajando. Hay que concentrarse en buscar un nuevo empleo mientras se toman otras medidas de orden económico que explicaremos más adelante.

Independientemente de la posición que ocupábamos en la empresa, es indudable que la personalidad y la fortaleza mental juegan un papel fundamental una vez hemos quedado cesantes.

Por eso veremos casos en donde el positivismo de algunos los ayuda a salir adelante mientras el negativismo de otros los incapacita para salir de la situación. Es importante saber que estar bien dispuestos y ser positivos resultará en tener mejores posibilidades de encontrar empleo en el menor tiempo posible y con el mínimo de traumas, así que comienza desde el primer momento a utilizar el poder la visualización creativa.

Rebelarse, derrumbarse, culpar a los demás, dejar manipularse y perder tiempo en otras actividades negativas simplemente no conducen a nada y sólo retrasarán nuestra vuelta a la actividad laboral plena. La clave es ser positivos, proactivos y optimistas, no hay otro camino.

LIDIAR CON EL FACTOR ECONÓMICO:

Si has entendido el punto anterior y ya has aceptado tu nueva situación con optimismo y valentía, te toca entonces pasar al siguiente paso…prepararte económicamente para evitar situaciones difíciles originadas por la falta de ingresos.

  • Lo primero es informar a los que dependen de ti de la nueva situación. Es importante que todos los involucrados sepan que vendrán tiempos difíciles en los que deberán colaborar mientras dure el temporal. Para ello deberás ser muy claro y presentar un panorama real, pero nunca negativo ni derrotista sino más bien “retador” y coyuntural. También es conveniente enterar al resto de la familia (¿y amistades?), lo que les dará la oportunidad de ayudar y de considerar tu situación en los asuntos familiares (reuniones, fiestas, vacaciones, etc.)

  • Si vas a invertir en algo, que sea productivo para que encuentres empleo, y no en cosas que te hagan perder el tiempo.

  • Deberás tomar medidas económicas drásticas de inmediato. No esperes ni un minuto para hacerlo, pues cada céntimo que puedas ahorrar o dejar de gastar será fundamental para mantener tu economía doméstica en orden y en concordancia con la nueva situación.

  • Corta o reduce tus gastos.

  • Crea un presupuesto: Si no lo habías hecho nunca, no importa solicítanos un formato para que te sirva de guía y lo completes adaptándolo a tu caso. (Quiero el formato da click aqui)

Sabiendo de cuanto dinero dispones y de cuánto gastas mensualmente, podrás tener el control sobre cómo se utiliza el dinero disponible; dándote así la oportunidad de escoger la mejor manera de distribuirlo sin malgastar lo que tanto te ha costado ahorrar.

  • Primero toma en cuenta los gastos fijos.

  • Reduce las llamadas de larga distancia y usa el teléfono en horarios económicos.

  • En tercer lugar están todos esos gastos totalmente prescindibles (e innecesarios) que son perfectamente recortables y en los que todos los miembros del núcleo familiar deberán poner de su parte para eliminar mientras la situación de desempleo se mantenga: comprar ropa, salir a cenar, el cine, los taxis, los espectáculos, los viajes, las vacaciones, los caprichos, etc. Si fumas o bebes es un buen momento para abandonar esos vicios.

Tips relacionados:

  • Cuando compres en el supermercado, aprovecha las ofertas y deja los excesos para más adelante.

  • No te desprendas del móvil/celular, pues será una herramienta determinante para encontrar trabajo, mantenlo al mínimo de consumo y llévalo siempre contigo.

  • En último lugar tenemos los gastos que por su condición y naturaleza habrá que meditarse su eliminación: Cuotas de clubs, subscripciones mensuales, formaciones en curso, donaciones fijas, etc. Estos gastos no son necesarios, pero la decisión de suprimirlos hasta que las finanzas domésticas vuelvan a la normalidad, dependen de factores que deberán ser antes discutidos por los involucrados.

  • Aprende a hacer frente a los acreedores.

- No inventes soluciones desesperadas: La sensación de saberse cesante libera sentimientos que pueden derivar en la búsqueda de soluciones que sólo contribuirán al desgaste y a la pérdida de tiempo y recursos. Céntrate y evita caer en buscar remedios “mágicos” y revolucionarios a tu situación.

Concéntrate entonces en lo seguro, en buscar empleo en tu ciudad, en tu área y en lo que sabes hacer. No acudas al primer empleo que encuentres, espera a encontrar el que te conviene para superar la situación de forma definitiva. Ten fe en ti mismo y en tus posibilidades e inunda tu mente de optimismo.

LIDIAR CON EL FACTOR SOCIAL:

Todos tenemos un estatus social que en algunos es más alto o más bajo, pero todos sabemos bien en cuál nos encontramos. Así que aceptar que hemos perdido momentáneamente ese estatus es fundamental para poder volver a él más tarde.

También hemos de aceptar que vivimos en una sociedad materialista y consumista en donde las apariencias son importantes dependiendo de los logros que hayamos conseguido a lo largo de la vida y sobre todo bajo la lupa que imponen los medios y las nuevas tendencias.

Debido a lo anterior, alguien que se queda sin trabajo puede llegar a sentir vergüenza de su condición por lo que pasa a ocultarla y/o disfrazarla. Cuando lo mejor que puede hacer es informar de su cesantía al mayor número de conocidos posible, pues nunca se sabe desde donde nos pueden tender una mano. No sólo para ayudarnos a encontrar trabajo sino para ponerse a la orden en otros asuntos, incluso financieros.

La familia y los conocidos se pueden convertir en una importante e influyente fuente de ayuda tanto material como espiritual en esos momentos oscuros de nuestra vida. Así que es vital mantener el contacto y no desperdiciar ninguna oportunidad pensando en el orgullo, en este momento todo vale. Si alguien se pone a la orden para algo temporal, a destajo o comisión, tómalo, esto te ayudará a levantar la moral y te mantendrá trabajando. Recuerda “El trabajo dignifica al hombre” (Bueno... y a la mujer; es que la frase fue escrita originalmente así).

Tampoco es tan terrible volver a empezar desde unos peldaños más abajo de nuestra última posición ocupada en el empleo anterior, así que revisa tu perfil laboral y no te aferres a la rigidez de tus aspiraciones. Es decir, mantenlas pero nunca desechas la oportunidad de empezar desde más abajo sabiendo que luego es más fácil conseguir algo mejor una vez inserto de nuevo en el mercado laboral.

En relación a la búsqueda de empleo: Más allá de estos consejos, es importante que todos tus esfuerzos se centren en encontrar un nuevo empleo, la clave está en no abandonar la búsqueda de trabajo y organizarte para que este mal momento pase rápido. Así que establece una agenda y ajusta un plan de prioridades para utilizar cada día de desempleo de la forma más productiva posible. Recuerda que las empresas ahora buscarán calidad y no cantidad, por lo que estarán afinando puntería a la caza del talento.

Te dejo los siguientes enlaces que pueden serte útiles a la hora de buscar empleo:

Haz tu Cv en una hoja y media o menos

Las mejores maneras de mostrar tus habilidades

¡estas seguro que tu CV te consigue las entrevistas que quieres?

Tips express:

- Comienza buscar empleo ya, pero hazlo de forma organizada.

- Ten siempre el móvil/celular contigo (si has introducido CV seguro comenzarán a llamar).

- Gasta sólo lo necesario y no te comerás tus ahorros. Es tu responsabilidad poner un poco de austeridad en todos los aspectos de tu vida cotidiana.

Re Nota: Es importante tu participación, así que no dejes de aportar cualquier idea que pueda enriquecer este post.

#desempleo #desarrollohumano #entrevista #entrenamiento #coaching

0 vistas

¿Quieres ser visto por Cientos de Reclutadores?

Comienza tu programa hoy,
Si ya tienes decidido un programa de transición profesional, mándanos un email y uno de nuestros consultores pueden darte más detalles  para obtener más información sobre cómo nuestros servicios pueden ayudarte.

Emprender Soluciones de Empleo, te pone en la vista de tu futuro.