¿llegó el momento de dejar mi empleo?


Creo que el 99% hemos pasado una situación así, de ya no quiero estar aquí, creo que debo renunciar, dejar ese empleo que no me satisface de una y mil maneras.


Yo al menos alguna vez o tal vez más, me quedé en posiciones que no disfruté o no me hacían feliz. Recuerdo una en especial y en una empresa que todo mundo quería entrar, que no hacía sinergia conmigo ni con mi forma de ver la vida.

Hacía esfuerzos inmensos por intentar adaptarme a la cultura de la empresa y a las responsabilidades del puesto, pero me costaba muchísimo y el desgaste era tan grande que llegó incluso a afectar mi vida personal.

Hoy, muchas veces me atrapo pensando “Cómo no supe entonces lo que conozco hoy…” . Seguramente no gano nada con esa pregunta, por eso quiero compartir mi experiencia personal y lo que veo en algunos de mis clientes en caso te estés preguntando lo mismo, ¡tal vez te pueda servir a ti!

¿Llegó el momento de decir adiós?

¿Cómo saberlo?

En primer lugar, es importante que reconozcas que dentro de todo este nudo de decisiones existen también factores emocionales a considerar y que podrían estar frenándote o excusando la decisión: preocupación sobre el dinero, autoestima, confusión sobre qué camino tomar, resistencia a empezar de cero, al cambio en una nueva posición o incluso (y natural) miedo, puro miedo. Con esto en cuenta es también importante evaluar la situación y a partir de un análisis honesto tomar acción. Recuerda que al decidir dar el salto no necesariamente estás decidiendo renunciar mañana, no te agobies por eso. Puede que a la luz de la decisión, veas que existen algunas acciones a emprender antes de hacerlo y te des el tiempo para realizarlas.

Lo importante es hacerte responsable de tu carrera, de hacia dónde quieres dirigirla y sobre todo, definir el nivel de satisfacción que quieres obtener de ella.

Te muestro unas ideas que pueden ayudarte en la evaluación para tomar tu decisión, si excedes de 3 DEBES empezar ya a tomar acción: