¿Quieres ser visto por Cientos de Reclutadores?

Comienza tu programa hoy,
Si ya tienes decidido un programa de transición profesional, mándanos un email y uno de nuestros consultores pueden darte más detalles  para obtener más información sobre cómo nuestros servicios pueden ayudarte.

Emprender Soluciones de Empleo, te pone en la vista de tu futuro.

  • Isabel Labastida

Cómo buscar trabajo cuando estás trabajando.


¿Cómo cambiar de trabajo? ¿Cómo buscar trabajo cuando estás trabajando? Esta es una pregunta que nos hacen de forma recurrente. Así que voy a dar unas precauciones para buscar trabajo mientras estás trabajando. Tocaremos todas las precauciones que tienes que tener en cuenta y como configurar tu Linkedin para buscar trabajo.


Cambiar de trabajo mientras estás trabajando tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

La principal ventaja es que puedes ser más selectivo y tienes mayor capacidad para negociar las condiciones de tu contratación.

La parte negativa es que cambiar de trabajo mientras estás trabajando no es tarea sencilla, a la escasez de ofertas se añade la dificultad para asistir a las entrevistas, por lo que el tiempo de búsqueda se alarga y buscar trabajo se convierte en otro trabajo que compatibilizar con tu actual trabajo.

A todo esto se añade el hecho de mantener en secreto nuestra búsqueda para no poner en riesgo nuestra situación en la actual empresa, ya que se puede sospechar que lo estás haciendo.

PUNTOS A REVISAR:

1. Revisa tus motivos y evalúa tu situación para cambiar de trabajo.

Evalúa la verdadera razón para cambiar de trabajo y tomar otro rumbo, se sincero y fiel a esta evaluación. No tomes decisiones basadas en expectativas poco realistas o enfados puntuales.

Una vez que has tomado la decisión de cambiar de trabajo, asume que ésta implica un pequeño riesgo, como cualquier cambio.

2. Define los objetivos del cambio de trabajo. Antes de dar el paso de cambiar de trabajo, necesitas definir muy bien el tipo de trabajo que estas buscando, para no perder tiempo ni exponerte innecesariamente con ofertas que no te interesan.

¿Qué tienes que tener en cuenta?

  • Tipo de empresa (pyme, multinacional, Startup, empresa consolidada, etc.)

  • Sector.

  • Funciones.

  • Responsabilidades.

  • Estabilidad.

  • Tipo de contrato (es distinto al punto anterior).

  • Salario.

  • Beneficios sociales.

  • Jornada laboral.

  • Flexibilidad.

  • Formación interna.

  • Ubicación-accesibilidad.

  • Revisa las cláusulas de no competencia de tu contrato si las tienes.

¿Qué harías si tu empresa te contraoferta? Piensa bien las condiciones que tendría que tener una oferta para que la aceptases. Tienes trabajo, por lo que puedes tomarte las cosas con relativa calma, sin tanta presión y siendo más selectivo (a no ser que seas totalmente infeliz en tu puesto, en tal caso la estrategia será diferente).

3. Confidencialidad para cambiar de trabajo Cuantas menos personas de tu entorno laboral sepan que estás buscando trabajo mejor, preferiblemente nadie, mi experiencia me dice que al final todo se sabe. Si tu jefe se entera por terceros le sentará mal y esto lógicamente te perjudica.

Cuando alguien quiere cambiar e irse, su lealtad y compromiso se cuestionan y esto se traduce en pérdida de confianza, no serás tenido en cuenta para promociones, nuevas responsabilidad o proyectos importantes.

Recuerda que lo que comentas en tus Redes Sociales se hace público y pierdes el control de a quién llega la información, configura la privacidad y evita hacer comentarios sobre el tema y que tu entorno más cercano tampoco los haga.

4. No uses recursos de la empresa para buscar trabajo. Parece de cajón ¿verdad?, pues no lo es. No busques empleo en el tiempo de trabajo, y no uses las herramientas de tu empresa para este fin.

El uso de portales de empleo desde tu puesto de trabajo. Por mucho que borres el historial de navegación, las empresas disponen de sistemas de monitorización de los accesos a la red que se guardan logs donde se registra la actividad de cada equipo informático, por lo que borrar el historial no sirve de nada.

No uses el teléfono del trabajo para devolver las llamadas a un reclutador, ni el mail corporativo como forma de contacto.

5. Mantén tu nivel de compromiso y productividad altos. Una vez que decides dejar tu empresa, es habitual que tu nivel de motivación e implicación bajen, pero tienes que hacer un esfuerzo por mantener el nivel de profesionalidad alto, primero para no levantar sospechas, y segundo, por ética y profesionalidad. Ademas de evitar que te puedan despedir por bajo rendimiento, no tienes idea cuantos clientes han pasado por ese paso.

6. Confidencialidad en el CV. Hay quien omite el nombre de su actual empresa para garantizar la confidencialidad. Este es un tema delicado. Omitir el nombre genera incertidumbre y desconfianza en el reclutador. Yo recomiendo incluirlo. Pero entiendo que se tenga reparo en hacerlo, especialmente si estamos en ciudades pequeñas.

Aunque los CV se tratan con confidencialidad, sobre todo entre los perfiles de Recursos Humanos que entienden perfectamente lo delicado que puede ser este tema para algunos profesiones, no está demás, para quedarte más tranquilo, comentar que necesitas que tus datos se mantenga estrictamente confidenciales.

Actualiza y adapta tu CV para ganar eficacia.

7. Configurar LinkedIn para buscar trabajo y que tu empresa no se entere. Linkedin una de las herramientas más usadas para buscar empleo, por esto si vas a usar linkedin para buscar trabajo, tendrás que tener en cuenta una serie de aspectos. Te recomiendo que Gestiones la privacidad dependiendo de tu situación y objetivos.

  • Activa/desactiva la difusión de tu actividad. Si estás trabajando y buscando empleo configura para no publicar tu actividad (si estás buscando trabajo pero no tienes actualmente buscaremos el objetivo contrario, nos interesará visibilidad máxima).

  • Selecciona quién puede ver el feed de tu actividad. Selecciona “Sólo tú”.

  • Gestiona los bloqueos de personas: puedes bloquear a personas tanto si son contactos como sino. No suelo recomendar esta opción, ya que si bloqueas a uno de tus contactos, lo perderás como contacto (pierdes los contactos de segundo nivel que te aporta este contacto), dejarás de visualizarlo (y él a ti). Podrás desbloquearlo pasadas 48 horas pero tendrás que enviarle una invitación nuevamente si quieres recuperarle como contacto.

Recuerda optimizar tu perfil Linkedin para ganar eficacia.

>>Recomendado leer:

¿Cómo atraer a los reclutadores a mi linkedin?

8. Muchas empresas también publican ofertas de trabajo de forma anónima. A la hora de inscribirte en ofertas de trabajo permanece atento a la descripción del puesto y de la empresa porque hay empresas que publican ofertas anónimas o externalizan el proceso de selección a disposición de otra empresa o a Consultoras de Selección.

Si no eres precavido puedes acabar inscribiéndote en una oferta de tu propia empresa sin saberlo.

9. Como atender las llamadas telefónicas de empresas Tiene cierta gracia la forma en que disimulamos cuando recibimos una llamada de otra empresa.

Te recomendamos seguir estos pasos:

– Reclutador: Buenos días, ¿hablo con Juan Pérez?

– Candidato: Hola, buenos días. Sí, dígame.

– Reclutador: Mi nombre es XXX, te llamo de la empresa XXX, tenemos tu CV para una oferta de XXX. ¿Puedes hablar en este momento?

– Candidato: Sí, claro, dígame (tono normal, mientras vas saliendo a un sitio más tranquilo).

El hecho de recibir más llamadas de las habituales suele levantar sospechas entre los compañeros (a no ser que estés intentando cambiar de compañía de teléfono ;D), pero no queda más remedio.

Hay candidatos que optan por solicitar el contacto mediante mail o delimitar las horas de contacto. Pero o son candidatos muy interesantes y de difícil acceso para el reclutador o esto limitará mucho las oportunidades de ser contactado.

Seguir unas sencillas pautas te ayudará a afrontar con éxito estas llamadas.

10. Como ausentarse del trabajo para ir a la entrevista. He oído excusas de todo tipo: desde imprevistos en casa, se me pinchó la llanta , enferman a la mamá o abuela, gastroenteritis, llevar al hijo al médico, etc.

En la medida de lo posible asiste a las entrevista fuera de tu jornada laboral. Esto no siempre es posible, así que intenta buscar un argumento neutro y siempre a cambio de compensar el tiempo.

Si te encuentras en la última fase del proceso de selección utiliza días de vacaciones o de asuntos propios.

Una duda quediempre manifiestan, es si molesta al reclutador que se le pongan trabas con la cita a las entrevistas. Honestamente, no suele gustar demasiado que se altere la planificación prevista y mucho menos si la entrevista tiene que ser fuera de horario. Pero depende de otros factores, lógicamente, entre ellos está la cantidad de candidatos válidos para el puesto. Si hay suficientes candidatos válidos para un puesto el reclutador priorizará en primer lugar los de más fácil acceso. Si por el contrario es un puesto muy específico, en un mercado de difícil acceso o le interesa mucho un candidato en concreto, entonces, no tendrá problemas en adáptarse a la situación para garantizar la entrevista.

Las empresas que buscan talento y headhunters en su mayoría tienen horarios más amplios (algunas hasta las 20:00) para favorecer las entrevista de candidatos en activo, estas empresas no suelen tener jornada intensiva los viernes por lo que este día es un buen momento para concertar una entrevista.

Si tienes dificultades para concertar la entrevista en la fecha prevista tendrás que decirlo, pero proponiendo alternativas, con el objetivo de garantizar que sea como sea mantendrás la entrevista.

Para las entrevistas de la fase inicial de un proceso, puedes plantear además alternativas de Videoconferencia como Skype, Whatsapp o Hangout de Google+). Si el proceso requiere pasar pruebas escritas tendrás que ir a sus oficinas.

11. Tu forma de vestir. Si te presentas en tu oficina con ropa formal y siempre vas con ropa informal será sospechoso. Hay quien recomienda cambiarse en su casa (si está cerca) o en un baño público. Yo lo veo más sencillo, cuando estés hablando por teléfono con el reclutador díselo abiertamente: “disculpa, ¿es necesario que asista a la entrevista con ropa formal?, como sabes estoy trabajando y por respeto y confidencialidad en mi empresa, tendría que asistir a la entrevista con la ropa habitual.

12. Afrontar la conversación si la empresa se entera de que quieres cambiar de trabajo Si a pesar de tus esfuerzos tu jefe se entera de que estás buscando trabajo y te pregunta por los motivos, conviene que tengas preparado un argumento cuyo objetivo será eliminar las dudas que la noticia puede haber provocado sobre tu compromiso con la empresa.

Te interesa que el tiempo que permanezcas en la empresa estés en igualdad de condiciones para promociones, cambios de puesto, proyectos importantes, etc.

13. Preguntas difíciles. Estas son preguntas que probablente te haga un reclutador,. Prepara tu respuesta, rcuerdaq wuer estan midiendo yu asrtucia y honestidad, adfemas de tuso valores.

¿Qué has dicho en tu empresa para poder asistir a esta entrevista? Esta pregunta no es muy habitual pero aporta mucha información de la persona.

¿Por qué te estás planteando dejar tu actual empresa? Esta es un clásico, se hace en todas las entrevistas, aquí puedes ver como responder a la pregunta sobre el cambio de empresa.

Cómo responder: proyecta la respuesta a tu evolución, a tus objetivos profesionales y como estos se relacionan con la nueva empresa-puesto. Nunca hables mal de tu actual empresa o jefe, ni comentes el dinero como uno de los motivos del cambio.

Prepara bien la entrevista de trabajo para garantizar el éxito.

>>Recomendado leer:

Grandiosos secretos para pasar una entrevista de trabajo

14. Precontrato antes de cambiar de empresa. Eres el candidato seleccionado, ya has llegado a un acuerdo con la empresa y estás eufórico. Te recomiendo que retrases un momento la euforia y solicites un Precontrato o una Carta de compromiso a la empresa. Básicamente es un resumen de las condiciones con las que serás contratado, sirve como “garantía” de que lo pactado verbalmente se cumple en el contrato y no te lleves ninguna sorpresa desagradable cuando vayas a firmar. No tienes idea cuantos clientes nos han buscado por que al final de cuentas ya no los contrataron.

15. Habla con tu jefe antes que con nadie. Por cuestión de formas y elegancia comunica tu decisión de cambiar de trabajo antes a tu jefe directo que con tus compañeros, no importa la relación que hayas tenido él/ella.

Expón la situación con franqueza, pero evitando sacar toda la rabia contenida o aprovechar para quejarte de todo lo que crees que se hace mal en la empresa.

Intenta hacer una salida lo más elegante y positiva posible.

No alardees de tus nuevas condiciones ni aportes más datos de los necesarios sobre la nueva empresa.

Una vez que hayas hablado con tu jefe, coméntale que le pasarás la comunicación por escrito (Carta de Baja Voluntaria).

16. Pre-aviso. La nueva empresa contratante intentará agilizar al máximo el cambio y que te incorpores lo antes posible. En algunos casos, incluso, te propondrá pagarte la penalización para que no respetes el periodo de preaviso. Esto se debe a varios motivos, como por ejemplo:

  • Han dedicado tiempo en el proceso de selección y necesitan que salga en trabajo cuanto antes.

  • Hacer daño a tu empresa si son competencia directa.

  • La persona que tiene que formarte es la que se va.

Sea lo que sea, intenta mantenerte firme y enviar un mensaje que diga “soy un profesional honesto y no dejo colgada a ninguna empresa”.

En la mayoría de los casos la empresa podrá esperar a que se cumpla el preaviso y, en situación normal, valora los gestos de honradez de sus nuevos empleados.

Por otro lado recuerda que si dejas a tu empresa con el agua al cuello también lo haces con tus compañeros y nunca sabemos a quién nos volveremos a encontrar en nuestra carrera profesional ni de quien necesitaremos recomendaciones o ayuda en general.

17. Salida profesional y elegante. Una vez que ya has dado el preaviso mantén el nivel de trabajo intacto, será muy bueno para tu marca personal dejar la empresa con el listón alto.

Conclusión. Está claro que cada situación tendrá sus peculiaridades, en este post he intentado dar una respuesta genérica a esta problemática, sin duda seguir estas pautas te evitarán situaciones incomodas, cambiar de trabajo no es tan sencillo.

¿Te has quedado con ganas de más?

No te pierdas más orientación laboral como esta,

Únete a la primera comunidad de orientación online y consigue

un plan de acción que te focalizará a tu búsqueda de empleo, con pasos, metas objetivos áreas de oportunidad ¡y más! Solo da click aquí.

Síguenos en instagram y obtén más tips fáciles de adaptar.

#vivirmejor #éxito #networking #tips #psicología #coaching #metas

221 vistas