Como usar tu mente para consolidar pensamientos positivos.


¿Te diste cuenta de lo importante que es la mente en nuestra vida? A veces pareciera que es la mejor amiga, dándonos animo, diciéndonos que todo va a estar bien… en cambio, otras veces, es la peor! Nos derrumba proyectos, nos dice que no servimos para nada, hasta se inmiscuye con nuestra apariencia!


POR QUÉ ESOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS?


En realidad todo, lo bueno y lo malo, son parte de nosotros, es decir, que está grabado en nosotros. Somos un conjunto de experiencias: las de nuestros padres, el núcleo familiar y las nuestras propias.


En nuestra mente están grabadas las creencias, los prejuicios, los valores que nos enseñaron. Luego, a medida que fuimos creciendo, le empezamos a dar un significado; y por lo general, nos creamos vivencias que confirmaron lo que aprendimos de chicos.


Con esto no quiero decir que los culpables de todo son nuestros padres o familia o incluso nosotros mismos, no. Porque si lo pensamos, ellos también fueron «victimas» de sus propios padres, éstos de los suyos y así… La diferencia es que nosotros tomamos conciencia que hay algo que no está bien y queremos


CÓMO REPROGRAMAR LA MENTE Y PENSAR EN POSITIVO


Tomar conciencia de los pensamientos que tenemos a diario y desarrollar una mentalidad positiva, es fundamental. Yo lo definiría como tomar distancia de ese programa y hacer un análisis; ya que de allí parten las señales que nos emitimos a nosotros mismos y al entorno. Desde ahí entendemos lo que queremos modificar en nuestro interior, y vamos a saber cómo nos hablamos y qué palabras nos decimos.


Cada día realizamos miles de acciones inconscientes, es decir que el cerebro ya tiene grabadas y no es necesario pensar como se hacen para realizarlas (lavarse los dientes, bañarse, vestirse). Parte de esas acciones inconscientes es cómo nos hablamos y las palabras que usamos. Por eso es fundamental darse cuenta, ser consciente del diálogo interno que mantenemos, porque solo así vamos a poder modificarlo.


cambiarlo.