Qué hacer si un reclutador te ha dejado de dar seguimiento.

En el mundo de las entrevistas, ser ignorado para los procesos, significa que alguien interrumpa abruptamente todo contacto y la relación sin ninguna explicación es decir te vuelves un Fantasma Frozen. Si alguna vez has estado en la búsqueda de empleo , lo más probable es que un reclutador te haya convertido en fantasma frozen una o dos veces. Ya sea que sucedió después de una breve revisión telefónica o en las etapas finales, ser reclutado por un reclutador puede ser frustrante y psicológicamente agotador. Para disminuir el golpe de sucesos futuros, considera lo siguiente:




1. Seguimiento cuidadosamente

Si sientes que un reclutador se te ha convertido en fantasma, toma la iniciativa de hacer un seguimiento con ellos antes de levantar las manos angustiado.

Si bien es totalmente posible que estés siendo fantasma, el reclutador también podría estar de vacaciones, el trabajo puede haber sido suspendido o el reclutador dedicado al rol puede haber sido retirado de la organización. Hay tantas piezas en movimiento detrás de la escena, ¡así que no saltes inmediatamente al modo de pánico!


Si has pasado aproximadamente una semana, busca una actualización de estado y sé persistente, pero no demasiado agresivo. Si no responden a tu correo electrónico, considera comunicarte (una vez) a través de LinkedIn para obtener una respuesta.


2. Practica la atención plena

La atención plena es el proceso de atraer tu atención a las experiencias a propósito y no sentirse abrumado o hiperactivo por lo que sucede a tu alrededor. Practica la atención plena en cualquier forma que te ayude a reducir el impacto que podría tener el efecto fantasma en tu confianza. Recuerda que no todos los trabajos deben ser y que, como en una relación, ¡la persona con la que está destinado a estar no se desmoronará y lo fantasmaará!


En lugar de tomarlo como algo personal, recuérdate cuántos solicitantes por reclutador de solicitudes de trabajo abiertas tratan diariamente y comprende que a veces simplemente no es posible dar retroalimentación (aunque esta no es una buena práctica por parte del reclutador).